Este tipo de marcos resuelven las situaciones de volumen que se nos presentan en algunas obras de arte. También se usan para preservar textiles u objetos antiguos o modernos que queremos exponer. Son los indicados para contener colecciones y recuerdos.